En Nartran Translations contamos con un gran equipo profesional y estamos especializados en traducción, interpretación y en la proporción de servicios lingüísticos para particulares y empresas.

Pida su presupuesto sin compromiso:

986 120 127
699 590 270
emg@nartran.com

LA TOMA DE NOTAS EN INTERPRETACIÓN

LA TOMA DE NOTAS EN INTERPRETACIÓN

¿Quieres mejorar tu toma de notas para interpretación?

En NARTRAN hoy os traemos una entrada sobre las claves de una buena toma de notas para interpretación consecutiva y algunos recursos que podéis consultar para ser expertos en esta técnica especializada.

¿Cuándo se toman notas?

La técnica de la toma de notas se utiliza en interpretación consecutiva o de enlace. El intérprete debe tomar notas en un cuaderno, ya que las intervenciones en estas modalidades de interpretación suelen durar bastante, sobre todo en consecutiva (p.ej.: 5/7min). Por tanto, sería muy difícil retener tanta información durante todo ese tiempo sin tomar notas, lo que provocaría una falta de precisión a la hora de trasladar la información al otro idioma. Por eso, todos los intérpretes deben aprender a desarrollar su técnica de toma de notas para garantizar un servicio de calidad con un nivel de precisión muy elevado.

¿Qué es realmente la toma de notas?

La toma de notas consiste en plasmar por escrito, a través de palabras y símbolos, las ideas principales del discurso y sus conectores con el fin de poder apoyarse a la hora de reproducir el discurso en lengua meta. . El principio fundamental de la toma de notas es que no debemos anotar palabras en general; solo aquellas palabras clave o conceptos que ayuden a recordar cuál era la idea principal. Por ejemplo, las palabras clave de la frase «Debemos ir al supermercado y comprar ingredientes para hacer el bizcocho hoy por la noche» serían: supermercado, bizcocho, hoy. Con estas tres palabras, o incluso tan solo con «bizcocho», deberíamos ser capaces de recordar cuál era la idea principal de la frase.

¿Pero cómo se anota una intervención de 5 minutos? ¿Existe algún tipo de reglas?

Vale…. Sabemos que es muy fácil acordarse de una frase tan simple, pero no de un discurso con un alto nivel de especialización o con muchos detalles. Sin embargo, no debéis temerle a la toma de notas. A pesar de que cada intérprete desarrolla su propia técnica, existe también una serie de principios a la hora de desarrollar esta técnica.

Primero, debemos recordar que se debe priorizar anotar el concepto clave y no las palabras. Para ello, el intérprete utilizará símbolos o abreviaturas. Para abreviar las palabras no basta con incluir el inicio de la palabra, sino que es esencial anotar cómo termina, porque si para «producción» escribimos «prod.» puede crear confusión después al ver la nota, ya que podría ser también un sustantivo como «productividad», «productor», «producto» o incluso no llegar a entender qué queríamos decir con esa abreviatura. Por tanto, se recomienda escribir el final de la palabra como un superíndice para que no haya confusión: «prod.ion», «prod.d», «prod.or», «prod.to». Además, esto servirá para saber también el género  y número.

En segundo lugar, siempre se deben anotar los conectores del discurso para después reproducir el discurso con la misma coherencia y cohesión. Son el esqueleto sobre el que se sustenta el discurso. Si no anotamos los conectores, el discurso se desmoronará. Por eso, se aconseja tener una serie de símbolos o abreviaturas para los diferentes tipos de conectores de  causa, consecuencia, concesión, adversativas, condición, conclusión…

Además, nuestras notas deben ser verticales, es decir, se deben anotar a lo largo y no a lo ancho de la página. Este principio ayuda enormemente en la lectura de las notas. Al estructurarlas de esta forma podemos observar claramente cuáles son las ideas clave y sus conexiones con las siguientes ideas. La verticalidad ayuda además a analizar el discurso porque se ven claramente las ideas principales, los conectores, el mensaje que se quiere transmitir, etc.

Otro de los principios es subrayar una o dos veces el símbolo o la palabra clave si se quiere destacar el grado de importancia. Esto se suele utilizar por ejemplo cuando se menciona un «muy», «sobre todo», etc. En cambio, si se expresa algo que no es demasiado importante, se suele anotar con una línea de puntos debajo de la palabra.

En la toma de notas otra de las claves que debemos usar es la negación. Consiste en tachar un símbolo o una palabra para expresar lo contrario. Esta técnica es muy útil porque nos ahorra mucho tiempo a la hora de tomar notas y además destaca por ser muy clara.

¿Y existen ya símbolos preestablecidos?

Aunque los símbolos son algo muy personal, sí existen una serie de símbolos que se suelen compartir a la hora de tomar notas. Pero recordad, debéis usar siempre aquellos que hayáis automatizado y no os supongan un problema a la hora de anotar.

Por último, os recomendamos encarecidamente que visitéis la página de Interpreter Training Resources. Nos parece un recurso muy completo con referencias muy interesantes para mejorar la técnica. Además, en Symbol Tree podéis teclear la palabra que queréis convertir en un símbolo y os saldrán propuestas de símbolos creados por otros intérpretes.

¡Mucho ánimo con la toma de notas y disfrutad del aprendizaje!